Publicidad agresiva

Publicidad agresiva y la proliferación de operadores alimentan la ludopatía

LA VANGUARDIA – Castellón, 15 feb (EFE).- La proliferación de operadores de juego y una publicidad excesivamente agresiva para lograr una posición privilegiada en un mercado en expansión alimentan las conductas de riesgo” en lo que a la adicción al juego se refiere, según alerta Patim, entidad especializada en el tratamiento de adicciones.

Uno de cada tres pacientes que demandan tratamiento en Patim lo hace por abuso del juego, “y las cifras siguen aumentando en el último año”, sobre todo en la modalidad on line, “que se está convirtiendo en uno de los principales problemas para toda una nueva generación digital y para sus familias”, han indicado fuentes de la entidad.

El gasto en publicidad realizado por los operadores en España durante el último trimestre del año pasado es de 31,72 millones de euros, lo que supone un aumento respecto al trimestre anterior del 62,57 %, según los datos recogidos por la Dirección General de Ordenación del Juego, dependiente del Ministerio de Hacienda.

“En la sociedad actual muchas personas no son conscientes de que hay que poner límites y las campañas de publicidad sólo nos presentan el lado más amable del juego”, ha explicado el presidente de Patim, Francisco López Segarra, con motivo de la celebración del Día del Juego Responsable, el próximo viernes.

Lo hacen, puntualiza, “enviando mensajes a través de personajes que son referentes para los jóvenes o promocionando juegos de respuesta rápida y con una capacidad adictiva muy grande”, ha resaltado.

Si se centra la mirada en las personas que juegan, el número de usuarios registrados activos en España durante el cuarto trimestre (media de los usuarios registrados activos en cada mes) es de 604.579, lo que supone también un ascenso respecto del trimestre anterior del 11,73%.

“No estamos en contra el juego pero nos gustaría que tanto las empresas como la administración tomaran medidas eficaces para responder a los nuevos perfiles de jugadores, porque la adicción al juego va a cambiar contemplando cuatro factores: la intensidad y frecuencia, el tiempo de respuesta, la interferencia del entorno y el género”, ha indicado López.