Retraso regulación de la publicidad

Siete años de retraso en la regulación de la publicidad del juego de azar y apuestas.

Recientemente El Mundo publicaba esta noticia de la que nos hacemos eco y que os trasladamos en un amplio extracto de la misma:

Jugadores de fútbol, presentadores y otras personalidades asociadas al éxito son reclamo publicitario de las casas de apuestas

El Gobierno y Unidos Podemos sellaron en octubre un acuerdo de cara a que la formación de Pablo Iglesias apoye los Presupuestos Generales del Estado para 2019. En el penúltimo apartado se estableció como condición que se aprobara una “regulación de la publicidad del juego de azar y apuesta en línea de ámbito estatal similar a la de los productos del tabaco”. La norma, que lleva un retraso de cerca de siete años para su aprobación, todavía no ha visto la luz.

“Es urgente y obligatorio que los Gobiernos actuemos para poder desarrollar estas medidas”, expresaba la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la sesión del pleno del Congreso celebrada el 17 de octubre.

La equiparación con el alcohol o el tabaco “es un órdago a la grande”, reconocen desde la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR). Aunque el objetivo plasmado en la propuesta sería la mejor noticia para este colectivo, su director técnico, Juan Lamas, considera que lo urgente es aprobar y aplicar una normativa sobre la que posteriormente puedan introducirse cambios más ambiciosos. “En estos momentos hay un vacío legal”, advierte.

La competencia en la web es del Estado, por dirigirse a todo el territorio, mientras que las Comunidades Autónomas tienen potestad en otras cuestiones, como la proliferación de casas de apuestas en los barrios con rentas más bajas de las ciudades.

El documento lleva en proceso de elaboración desde 2015, cuatro años después de la publicación de la ley, cuando se conoció el primer proyecto de real decreto de comunicaciones comerciales del juego, que finalmente no fue aprobado. La Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) presentó otra propuesta en noviembre de 2017. A día de hoy, no existe texto aprobado que ponga coto a las prácticas publicitarias de las casas de apuestas, aunque el Gobierno elabora una versión que ya está “bastante avanzada”, según indican desde el Ministerio.

Los datos explican la urgencia. Desde el año 2013, el gasto publicitario de los operadores del juego en línea ha crecido en proporción similar al número de jugadores activos: prácticamente se han triplicado. La publicidad no es el único factor que puede motivar el incremento de jugadores, entre otros está también la proliferación de nuevas modalidades de juego que ofrecen rápidas recompensas. FEJAR considera prioritario, por salud pública, proteger a los jugadores patológicos de mensajes persuasivos.

Existe un fenómeno estacional en el mercado. Los meses de verano son menos prolíficos, salvo excepciones como que se dispute el Mundial de Fútbol, mientras que durante el invierno crecen usuarios e inversión publicitaria.  La época de mayor consumo ha transcurrido sin una norma consolidada.

Según se extrae del análisis de las formas de captación en la red, los bonos han sido los que han experimentado un mayor aumento, especialmente a partir de 2016. En el tercer trimestre de 2013 la inversión ascendía a 7,6, muy por debajo de los 28,5 en el mismo periodo de 2018. Estas fórmulas quedarían suprimidas si se tuviera en cuenta el acuerdo alcanzado en el Congreso el pasado 23 de octubre, en la moción planteada por el grupo Unidos Podemos.

Ya en marzo de 2017, Ciudadanos planteó una Proposición no de Ley para legislar la publicidad del juego en este sentido, en cuya justificación el diputado Miguel Ángel Gutiérrez recordaba que “la regulación del juego establece la necesidad de que se regule reglamentariamente la publicidad de este tipo de actividades, no dejándose únicamente limitada por la aplicación de un Código de Conducta ético y sin valor normativo. “Si se desnormaliza el juego como algo ampliamente practicado en la sociedad, incluso por famosos, se reducen las tasas de inicio de juego”, aseguran desde la formación de Rivera.

19.000 millones en apuestas deportivas

Entre tanto, las cantidades jugadas en las modalidades online viven un ascenso imparable. Las apuestas deportivas son las que mayor cantidad de dinero recaudan, especialmente aquellas que se realizan en directo. Sumadas a las convencionales, quienes juegan apostaron más de 19.000 millones de euros entre 2015 y septiembre de 2018, según los datos de la DGOJ.

El efecto de internet ha llegado a FEJAR. “Antes de la legalización del juego online, el 80% de los pacientes que acudían a centros de tratamiento de la Federación Española de Jugadores de Azar lo eran a causa de las máquinas tragaperras”, accesibles en los bares, según afirmaba el psicólogo y miembro del Consejo Asesor de Juego Responsable, Mariano Chóliz, en la comisión mixta de las Cámaras sobre el tema. “Ha sido el gran problema y lo es, y lo sigue siendo”. En 2015, la tasa había disminuido al 65,7%.

Para el psicólogo citado en calidad de experto lo más grave es que, según sus investigaciones la probabilidad de ser un jugador patológico entre los consumidores de juego online es del 6,05%: cerca de cinco puntos superior al resto.No obstante, desde FEJAR matizan que el consumidor no distingue entre presencial u online cuando apuesta, ya que todo se desarrolla a través de internet, sea en la casa de apuestas o desde el ordenador.